Juan Madrid: “La novela negra es la novela política de la posmodernidad”

 
Laura Fernández/El Mundo

Portada del nuevo libro de Juan Madrid

Portada del nuevo libro de Juan Madrid Foto: El Mundo

El creador de la serie Brigada Central,  cuenta la censura que sufrió su trabajo en TVE. Juan Madrid conversa sobre política y literatura, a propósito de la salida de su nuevo libro, inspirado en  Flores, el inspector gitano que interpretara Imanol Arias en el cébre policial.

No cree en la catatonia literaria. “La única literatura posible hoy en día es la negra”, dice. Nada de escritores encerrados en su torre de marfil. “En este mundo no hay más que soledad, angustia, explotación, violencia. O se cuenta así o no se cuenta”, añade. Juan Madrid lo tiene claro. “Cuando te pones a escribir, lo quieras o no, la realidad se cuela por todas partes, no existe un escritor apolítico, porque su oficio es el de contar conflictos”, sentencia. Lleva una chupa de cuero y un maletín de piel clara. Se bebe un cortado en dos sorbos. Dice que sus libros se han traducido al chino. “Y me gusta, ¿eh? Presumo de ello un montón”.

Sobre la mesa, el primer volumen de la integral sobre el inspector Flores, el único inspector gitano de la historia de la novela negra española, aquel al que dio vida Imanol Arias en la mítica ‘Brigada Central’. ¿Y por qué una integral en tres partes ahora, 20 años después? “Pues porque me censuraron en su momento. Y como me censuraron, convertí los guiones de la serie en 14 novelas que juntas dan un tomo de 2.500 páginas, que he divido en tres”, responde. ¿Y qué le censuraron? “Cualquier alusión al cuerpo policial debía esquivarse, porque no aceptaron la serie tal y como era”, dice. Así que el gitano Flores ha vuelto y esta vez sin cortes. Lo edita Ediciones B.

Lo que pasó entonces fue que un buen día la Guardia Civil detuvo el rodaje de la serie. La Dirección General de Policía prohibió que se utilizaran uniformes, vehículos, comisarías y todo símbolo policial. Y la serie no se retomó hasta que Pedro Masó, el director, aceptó la presencia en los rodajes de un inspector con derecho a corregir y vetar lo que considerara oportuno. “Eso se llama censura. Yo no lo supe en aquel momento, pero sí poco después, y no me gustó nada. Debería saberse que cualquier película o serie de policías debe tener el permiso de las autoridades para poder rodarse”, dice el escritor.

Por otro lado, Madrid “siempre había querido escribir sobre la policía, sobre sus contradicciones, sus vidas privadas, sus relaciones con el delito y con los delincuentes, y Pedro Masó me dio esa oportunidad”. Lo hizo. Y de esos “primitivos guiones” surgieron más tarde las novelas. “No son una mera transposición, son algo distinto, porque una novela no tiene nada que ver con la televisión”, asegura. Es fan de las series norteamericanas. Le gustan ‘The Wire’ y ‘Los Soprano’. “Aquí no podemos ni soñar con hacer algo así, aunque hay buenos guionistas y buenos actores”, añade.

Luego insiste en que “la novela negra es la novela política de la posmodernidad”. Sus maestros son, dice, “Chéjov, Pío Baroja y Hammett”. “Uno aprende de los viejos hasta que se convierte en su propio padre”, añade. Recibe novelas que han escrito agentes (que también son amigos, porque antes que escritor fue periodista de sucesos) y dice que “son malas”. “No basta con tener muchas historias que contar, hay que saber contarlas”, asegura. Ahora mismo está trabajando en el guión de la próxima película de Álex de la Iglesia. “Me pidió una comedia salvaje y negra y le estoy haciendo un traje chaqueta”, dice.

Artículos relacionados en La pupila insomne:

 

This entry was posted in España, Literatura and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>