Breve nota sobre la “moderación” política. Por Carlos Luque Zayas Bazán

 

“…La moderación es otra de las palabras que les gusta usar a los agentes de la colonia. Son moderados todos los que tienen miedo o todos los que piensan traicionar de alguna forma. El pueblo no es de ninguna manera moderado.”

Comandante Ernesto Che Guevara. Discurso en el Primer Congreso Latinoamericano de Juventudes. 28 de julio de 1960

En los diálogos que celebraban los griegos antiguos entre libaciones de un vino “moderado” con la mitad de agua y la música y la grácil belleza de las calípiges bailarinas, nos cuenta Platón que era condición de inicio definir los términos del discurso, es decir, lo que significaban las palabras que se habrían de usar en la conversación. Intentaban establecer una base común mínima para el diálogo.

Por muy lejos que nos consideremos de la inteligencia y la sabiduría de aquellos primeros amantes del saber, en nuestros debates “modernos” – (entrecomillo la palabra porque ya después muy tempranamente los romanos dirían aquello de nihil sub sole, es decir, consideraban que nada nuevo había bajo el sol) – deberíamos seguir aquel prudente consejo, si es que, no sólo deseamos entendernos, sino tan importante como eso, evitar también que nos confundan y engañen.

Para confundir, uno de los recursos preferidos por los políticos de la  falsa política, aquella que promete lo que sabe no va a cumplir, es provocar simpatía en su auditorio o lector. Pero se trata  de la simpatía espuria, esa que se adorna con una esplendente sonrisa de oreja a oreja, y si es en compañía de su familia y su perro, mejor. (Tan efectivo es el recurso entre los incautos, que en la memorable ocasión de la visita a Cuba de un simpático presidente norteamericano, alguno de nuestros buenos defensores aconsejaba a los políticos cubanos que debían imitar aquellas actitudes.)

Pero el más efectivo de esos recursos, sonrisas mediante, es apropiarse del lenguaje y los objetivos del adversario de ideas, significando con ello lo que el auditorio desea oír, mentir con la verdad que no le pertenece, eso que en estos días se ha dado en llamar, con toda razón, la era de la postverdad.

Como estamos también en la era de los grandes fracasos, el fracaso escandaloso de un capitalismo que ya no puede ni prometer soluciones, sino saquear a sus propias sociedades, esas que llamaban las del bienestar y  mientras llenan el orbe con el ruido de sus armas, y el fracaso que más publicitan los diarios transnacionales de mayor difusión , es decir, el de los “socialismos realmente existentes”, la deformación de los conceptos políticos para hacer creer que no se pertenece ni a esto ni a aquello, se convierte hoy en el único recurso plausible para no aparecer como  simpatizante ni del capitalismo, ni del socialismo. Hay que alejarse prudentemente de los dos fantasmas.

Entonces, el “político”, o su intelectual orgánico, qué más da,  procura desmarcarse del capitalismo tanto como  aprovechar el descreimiento y la desesperanza del hombre simple por el socialismo. El no será tanto un enemigo del comunismo, como amigo y aliado temporal de aquellos que descrean de él. Se tratará de situar pues, todo lo más claramente que pueda, lejos de ambas visiones del mundo: es  lo que se conoce como el centro político.

Y al centro político le define también el lenguaje correspondiente a ese difícil malabarismo. Si el capitalismo es la exacerbación de la crueldad que implica la ganancia a toda costa y el agotamiento de los recursos del planeta por la meta del crecimiento incesante e infinito, si el socialismo conocido ha sido “totalitario”, el político centrista, o su intelectual orgánico, nos  advierte que la radicalidad no logrará convencer a ninguno de los dos “enemigos”  y entonces aconseja la “moderación”, el punto medio.

En el llamado a la “moderación”, lo primero que salta a la vista es a quién y con quién aconsejan ser moderados. Si el tema es la relación de Cuba con EEUU, el mundo y los adversarios de su socialismo, nunca se les ocurrirá tratar de persuadirlos a ellos para que sean tolerantes con nosotros, con nuestra autodeterminación, o cuando aconsejen “persuadir”, no intentarán invitar a los enemigos de Cuba  a que aflojen un poco la mano… No. Claramente que podrían responder: “pero aquellos son los fuertes…” Y entonces, por qué no intentar persuadir al más fuerte, si es que resulta ética y universalmente admitido que hay mayor honor y dignidad en llamar a la moderación,  convencer y persuadir a Goliat que el uso de su mayor fuerza contra David es indigno, abusivo e injusto?

Por supuesto, la motivación para que no se haga lo que éticamente es superior, no está en el cálculo de las fuerzas, sino en la fuerza del cálculo…económico, político e ideológico. Nuestros políticos o académicos consejeros, o periodistas por cuenta propia (que ese también es un trabajo privado, no, y bien remunerado) promueven el gesto que dicen que “nos conviene”, persuadir nosotros al enemigo, moderar el lenguaje y la política para con ellos y también para los que internamente en Cuba compartan sus mismas simpatías.

Pero en el fondo de la manipulación está el lenguaje, la búsqueda de la mediática simpatía, el “con todos y para el bien de todos” tergiversado, que concita al apoyo emocional automático, porque la virtud declarativa abstracta que tiene “ser bueno”, posar de flexible y equilibrado nadie se atreve a refutarlo, como no convenía a aquel rey admitir que no estaba desnudo, si ver sus ropas era prueba de su grandeza y no verla prueba de su condición nada divina.

Pero sucede que las palabras tienen varios niveles y jerarquías de significación. Moderado y sus términos afines, tolerante, flexible, es algo distinto en las relaciones interpersonales, en el diario vivir cotidiano, aunque en ellas las personas que respetan su integridad y la ajena no confunden la cortesía y las buenas maneras de la moderación con la dejación de sus principios cuando ser moderado con el otro comienza a exigir que neguemos nuestras convicciones. Ser radical no significa que no se utilicen las artes diplomáticas, las negociaciones, el diálogo. Tener una convicción no equivale a seguir un dogma. Un dogma es lo que niega inflexiblemente una verdad. Un torcimiento del lenguaje es igualar radicalidad con fanatismo, capacidad negociadora con moderación. Ser radical no significa no saber usar la flexibilidad en el trato. Ser radical significa descubrir las causas profundas de los eventos y los procesos, ir todo lo más que el conocimiento permita a la raíz y tratar de ser coherente y consecuente con ello.

Ahora, en política, en el enfrentamiento a las dominaciones, la “izquierda moderada” acepta lo inaceptable, lo que no puede aceptar el radical, no el fanático: el moderado, aunque no lo acepte, parte de la premisa de que no se puede cambiar el orden existente. Porque aquí, al no ser radical,  la moderación significa en el fondo desconocimiento, o la traición de lo que no se desconoce. Moderación para unir a los propios, a los intereses comunes, es una táctica útil, sabia; moderación para tratar de convencer al enemigo siempre deviene o, en una resignación,  o una traición.

Maceo seguramente fue muy cortés con Martínez Campos en los campos de Baraguá, quizás “moderado” en las maneras, como guerrero educado que era, (cuentan que hablaba serenamente y era de suaves gestos), pero jamás moderado en su convicción de que se debía romper nuevamente el corojo. Y mucho menos se le ocurrió persuadir al enemigo. Curiosamente era el enemigo quien deseaba persuadirlo a él de que depusiera las armas pues…”no había alternativas…”.

En el nivel político e ideológico, y en última instancia, en el de la filosofía política, la moderación, la izquierda moderada significa la aceptación de que no hay alternativas para el orden político y económico existente. Moderado en ese nivel significa aceptar que un orden social distinto al capitalismo no es posible, que esa es la fatal realidad, y contra ella es absurdo oponerse y luchar. El gran filósofo marxista Itsván Mészáros explica la moderación política (y filosófica) de esta manera en su libro Más allá del Capital:  “En nombre de la razón, del sentido común y la “política real” se nos invita a resignarnos al estado de cosas existente sin que importe lo destructivos que puedan ser sus antagonismos. “ En esencia, el político moderado niega los antagonismos y en política, la lucha de clases.

 Y para dejar esta pequeña reflexión bien corta, termino con otra cita del notable marxista:

“Una vez que la gente que se dice socialista adopta la conseja de que “no hay alternativa” como la justificación de las políticas que se siguen, deja de tener algo que ver con el socialismo. Porque el proyecto socialista fue definido desde su comienzo mismo como la alternativa para el orden social establecido. Por consiguiente no sorprende en lo más mínimo que durante los años en el desempeño de su cargo, en la secuela de su conversión a la filosofía de “no hay alternativa”, Mikhail Gorbachov haya abandonado hasta la más vaga referencia al socialismo”. ¿Les recuerda algo a nuestros lectores?

 

This entry was posted in Historia, Sociedad civil and tagged , , , . Bookmark the permalink.

16 Responses to Breve nota sobre la “moderación” política. Por Carlos Luque Zayas Bazán

  1. Liborio Guaso says:

    Un ejemplo claro seria Corea del Norte, donde todos tratan de convencer a los norcoreanos de que cedan en su dignidad y principios ante la negativa de sus enemigos occidentales a modificar su politica hacia el pais. Incluso ante la posibilidad de un tragico final, deberan ceder los norcoreanos o el llamado mundo democratico aplaudira cuando los borren del mapa.
    No es politica ni diplomacia, es la famosa Ley de Herodes de Mexico.

     
  2. Jesus says:

    Los Taures del Mississipi,. Resulta sorprendente cuantos moderados, centristas, surgen en Cuba. Como soy español voy a dar algunos datos objetivos , que no opiniones, sobre los centristas españoles, que creo tiene mucho que ver con Cuba.
    El señor Felipe Gonzalez , expresidente del Gobierno Español y exsecretario general de PSOE, en los años 70 eran socialistas – marxistas, en los 80 socialistas, en los 90 socialdemócratas y actualmente neoliberales.
    Cuando gobernaba el sr. Gonzalez, en los años 80-90, inicio el proceso de privatización de empresas públicas: Iberia, telefónica, hidroeléctrica, la banca publica, servicios básicos para la población que eran rentables, algunas empresas se hicieron multimillonarias en pocos años, (permitiéndose desahuciar de sus viviendas a a cientos de miles de españoles o cortar la luz y el agua sin ningún control). Vendió Galerias Preciados (Expropiada) a Gustavo Cisneros por 1.500 millones de pesetas , de los que pagó 750, tres años después Cisneros vendió galerias por 36.000 millones de de pesetas, un negocio redondo para Cisneros, hoy Felipe G. es intimo amigo de Cisneros, con el que ha tenido algunos “Negocios”, (por cierto la madre de Lepoldo López era ejecutiva de empresas de Cisneros). El como la mayoría de los ministros y altos cargos de su gobierno al terminar su carrera política, con pensiones del estado por sus anteriores cargos, están en consejos de adminidtración, o empresas vinculadas a las multinacionales, que se beneficiaron de las privatizaciones y de leyes de sus gobiernos, de las que cobran jugosos sueldos.
    Durante los gobiernos de F.G. , nacieron y actuaron los GAL, que asesinaron a decenas de persona, se entró en la OTAN, y ha apoyado las invasiones y guerras de Irak, Libia , Siria, Afganistan. ha guardado silencio ante los golpes de estado en Paraguay, Honduras, Brasil… Apoyó el golpe de estado en Venezuela.
    La corrupción durante sus gobiernos, se puede ver en la hemeroteca o en las sentencias judiciales.
    Si hablamos del P.P, es para echarse a temblar.
    Estos son unos ejemplos del centrismo Europeo, el modelo que quieren para Cuba los centristas cubanos, quien les ha asesorado, Felipe Gonzalez, o Carlos Solchaga . o el expresidente frances Francois Holande, claros ejemplos de que la ética, los principios y la dignidad no están de moda, la moda es trabajar para los “amos”

     
  3. Lo mejor que nos dejó la última Feria del Libro fue la alusión de nuestro Fernando Martínez Heredia, o su llamado, a rescatar nuestro radicalismo revolucionario. Se fue con esa preocupación, pero alertó que cuando rescatáramos ese radicalismo había que hablar de Armando Hart. ¡Qué clase de visión! Dos radicales, dos orgánicos, dos revolucionarios cabales. Y hablo de ellos porque son los más cercanos. Están ahí todavía. Nuestros intelectuales deben leerlos aunque sea por una vez en la vida. Saludos.

     
  4. Maikel Pons Giralt says:

    Excelente el artículo de Carlos Luque, ilustrativo, sustancioso y preciso…una dieta perfecta para no perder el radicalismo revolucionario.

     
  5. Bárbara Hernández says:

    Excelente artículo !!!!

     
  6. Tocororo says:

    Cuando era niño me escapaba con mis compañeros a grandes “aventuras” riesgosas como andar por el borde de una altura, saltar un alto de agua sin caer en el “terrible” caudal de un riachuelito y siempre había alguno que se quedaba rezagado o no se atrevía a saltar o cualquier otra aventura, esos moderados cuando volvíamos a casa todo embarrados o arañados nos llovían las preguntas en nuestras casas y nadie decía ni descubría las aventuras salvo aquellos moderados que nunca se embarraban ni se arañaban y el caso es que finalmente en nuestras casas sabían detalladamente todos los detalles….
    Carlos a ti te ocurría ese fenómeno también?

     
  7. emilio ichikawa says:

    En “La pupila insomne” se suelen destacar los ademanes del centro por guarder distancia de la izquierda. Es interesante ver además las movidas que hace el centro para no contaminarse por la derecho. Aquí dejo in ejemplo de esta segunda pauta.
    Saludos,
    Emilio Ichikawa

    -NOTA: El subject del email dice: “George Soros Buying Elections”
    ———
    Did you see Governor Abbott’s email? 
     
    In his recent op-ed in the Washington Examiner, Governor Abbott explained the chilling news that Obama and George Soros are teaming up to threaten the future of Texas Republicans.
     
    >> Contribute now to join the fight against Obama/Soros project in Texas! <<
     
    In his never-ending effort to turn Texas blue, billionaire George Soros is funding efforts to redraw the electoral maps of Texas to make them look like California’s. If they succeed, Republicans could be blocked from power in Texas for generations to come.
     
    This is a serious threat to Texas—that’s why any contribution you can make will help us fight back against Obama and George Soros influencing our elections!
     
    Our conservative values will be under attack if Obama and Soros can block Republicans from winning in Texas. Join Governor Abbott in his fight to  protect our freedoms in Texas!
     
    If we’re going to stop liberals and their far-left megadonors from turning Texas blue, every freedom-loving Texan needs to join the fight! Make the most generous contribution you can to help keep Texas red!
     
    Sincerely, 
     
    John Jackson
    Campaign Manager
    —-

    John,
     
    As one of my biggest supporters, I wanted to share with you a recent op-ed I've published in Washington Examiner that I think every Texan needs to read.
     
    As you know, even though Obama is no longer in the White House, he still poses a poses a major threat to Texas. He has teamed up with liberal billionaire, George Soros, in an effort to redraw the electoral map of Texas and lock Republicans out of power for generations to come.
     
    This is a serious threat not only to Texas, but to the entire nation, and I hope you will read my op-ed below, or read it on my website.
     
    With your help we can continue to make sure that even the future is brighter in Texas. Help me spread the word by sharing my op-ed with every freedom-loving Texan you can!

    Sincerely, 

    Greg Abbott

     
  8. Alejandro says:

    Interesante esta nota que nos aporta Emilio. Da fé de un Soros operador político que persigue penetrar las estructuras del Partido Demócrata para afianzar y reforzar las tendencias neoliberales dentro de ese cónclave, en detrimento de los sectores partidistas que apoyan programas redistributivos carácteristicos del estado de bienestar. Me pareció algo alarmistas el resquemor de los llamados “Texanos” ante una posible restructuración del mapa electoral de ese estado. Hemos visto los efectos de las donaciones de Soros a instituciones de tipo ONG, como Human Rights Watch, que logran convertirlas en instrumentos dóciles al capitalismo y sus transnacionales. No creo que la llegada de Soros a Texas impulse cambios radicales en el panorama político de ese lugar, aunque sí contribuiría a desplazar a aquellos fracciones políticas atadas a los discursos de las élites tradicionales de ese territorio arrebatado a los Estados Unidos Mexicanos.
    Véase, Alexander Cockburn, The Soros Syndrome, en https://www.thenation.com/article/soros-syndrome/

     
  9. Carlos Luque says:

    Me parece que Soros fatiga sus mejores y mayores e$fuerzo$ con “las izquierdas”, pero este dato de Emilio Ichikawa resulta muy útil pues devela en qué consiste, precisamente, el equilibrio espejeante del centro…

     
  10. Juan Carlos Corcho Vergara says:

    Dos de mis comentarios a propósito de la visita del Caballerito Obama, y su aliento a los seducido, a los ambivalentes, a los moderados, que en sos días no lo fueron tal, y a los del centro, exacerbados por el convite se movieron como siempre a la derecha:: Carlosamm: hablas por hablar y se haga lo que se haga tú vas a seguir hablando, no le sacamos la comitiva porque no somos amigos, las comitivas salen espontáneamente cuando se trata de amigos sinceros, la masividad del pueblo cubano siempre ha estado a prueba en muchas circunstancias, si tu querías recibirlo o despedirlo, hubieras alquilado un almendrón, el antes, tú debes conocerlo, más de cincuenta años de bloqueo, niños muertos por falta de medicina, hermanos muertos o mutilados por el terrorismo que ellos patrocinan, el después también lo vas a ver, ¿entregaran la base de Guantánamo a cuba?, ¿eliminaran el bloqueo, eliminaran el patrocinio con millones de dólares del contribuyente norte americano para alentar y promover la subversión en cuba?, aahaa , cuando todas esas cosas ocurran le pondremos hasta la alfombra roja en el aeropuerto y seguro que Raúl lo va a recibir, y tú no tendrás que alquilar un almendrón para ti solo, pero si lo amas tanto hubieras podido ir a pie a recibirlo y a despedirlo. Cavafy :parece que cubano 1 y joseito son de los que piensan con la barriga, estas posturas no son nuevas, a lo largo de la historia cubana y latino americana siempre han existido personajes, reformistas, autonomistas, y los peores de todos, los anexionistas, hoy están presente y con una exacerbación adicional, estimulada por las expectativas desmesuradas que les proporciona el proceso de normalización, ellos no ven la realidad del bloqueo, la usurpación de nuestro territorio en Guantánamo, ellos no ven la restauración del fascismo en latino américa más allá de sus barrigas, aahhaaa , joseito por que te lo tomates para ti mi comentario, tal parece que tu fueras lame botas de los de acá y peor aún de los de allá.

     
  11. Juan Carlos Corcho Vergara says:

    A propósito de la moderación política, y los lenguajes encantadores a predispuestos, quisiera escuchar algunas valoraciones sobre el articulo Obama en mi televisor, escrito a propósito de la visita del caballerito encantador presidente Obama, estoy buscando mi comentario al respecto pero no logro encontrarlo, Carlitos te pido permiso, creo que recordar va enriquecer los propósitos de tu trabajo, les pongo un fragmento para iniciar el análisis.
    ´´Pero en fin, la visita de Obama a La Habana se movió por los cauces previstos para el show. Sorprendentemente para el público de la Isla, el presidente norteamericano participó -seria y jocosamente a la vez- en dos breves sketches humorísticos con figuras reconocidas del humor de acá, haciendo uso de algunos cubanismos que le granjearon inmediata simpatía por parte de la audiencia meta. Más allá de ser veraz, Obama lució verosímil, auténtico, y esto es crucial para cualquier buen espectáculo, especialmente el político.
    Lo sabe Obama y lo sabe su cuerpo de asesores. Sin embargo, la contraparte cubana, a pesar de su larga experiencia y de contar en su historia reciente con un maestro en estas lides, pareció no comprender ni interesarle el carácter espectacular de la visita del presidente norteamericano. Los anfitriones inexplicablemente no capitalizaron convenientemente el hecho de que el ilustre visitante pudiera hacer y decir a su antojo y sin restricciones justamente porque se lo permitieron, e incluso que la parte cubana también participó en la producción del espectáculo en cuestión´´. Obama en mi televisor

     
  12. Carlos Luque says:

    En verdad, Tocororo, no recuerdo un caso así en mi infancia …mis aventuras más peligrosas consistían es escaparme del aula en pos de los caballos de una finca aledaña a mi escuela, donde carretoneros y carboneros dejaban pastar sus jamelgos…cierto que no todos los del equipo prófugo cabalgaban pero entre aquellos temerarios no recuerdo a ningún centrista que haya asomado su oreja tempranamente…no todo tiempo pasado fue mejor, pero, qué diferente aquello de acertar hoy en un video-juego, no?

     
  13. Juan Carlos Corcho Vergara says:

    Ya encontré mi comentario sobre el articulo Obama en mi televisor ´´Es cierto que este artículo es diferente como lo han sido sus antecesores entre sí, pero con tantos artilugios, tantos malabares y socarronería en el uso de la ironía y del intento de sátira, no logro definir el propósito del mismo. Quien ha seguido a Obama en sus discursos por el mundo, sabe que el papel de emperador que le ha tocado interpretar en los dos periodos presidenciales, han estado muy por encima de sus posibilidades como actor, de actuación casi todos los cubanos conocemos por nuestra propia idiosincrasia, y en la preparación del personaje cada actor tiene que recurrir a resortes histriónicos de vivencias personales o cercanas , estoy casi seguro que la procedencia, la educación, y la formación de Obama, poco le pueden proporcionar histriónicamente hablando para representar el cinismo, la hipocresía, el villanismo, la crueldad, y la prepotencia de un gobernante norte americano, por algo los políticos de ambos partidos en los EU lo acusan de socialista, recientemente, DonaL trump, lo comparaba con Putin y decía que era peor. Es cierto ni los hermanos gemelos son totalmente igual, pero Raúl fue autentico, igualito que en la cumbre de las américa, firme y sereno, y aquí en casa lo dejo hablar todo lo que quiso hablar, escuchándolo paciente y cortésmente, eso se llama Gallardía, pero preparémonos para los discursos de Raúl cuando visite los estados unidos, y se dirija a la sociedad civil afro, latina, y a todos los indignados, para hablarles de derechos humanos, esperemos pacientemente, las ovaciones la vamos a escuchar aquí, en cuba debate´´.

     
  14. Tocororo says:

    Amigo Carlos, era una metáfora que elijo la infancia como punto por eso que ya venimos desde pequeños con ciertos comportamientos, no centristas jajaja como ahora hablamos pero ya tu sabes.. lo que me cuentas me parece chévere, lograr montar las cabalgaduras aquellas. Si es cierto que todo tiene su momento y que en lugar de coger una mochila y subir e Turquino ahora está eso de video juegos y calentar redes como los cubanos de Miami les encanta… Un saludo Carlos.

     
  15. Juan Carlos Corcho Vergara says:

    Para los cubanos del Zanjón, de ayer y hoy, que siempre pactan con la desidia, contra ellos, habrán muchos cubanos dignos y patriotas que no transigirán en el empeño de proclamar nuestra protesta de baragua

     
  16. Pingback: Breve nota sobre la “moderación” política – Periódico Alternativo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>