Nueva Constitución cubana: Por una sociedad sin perdedores. Por Iroel Sánchez

 

Cuba amplía derechos, transforma la estructura de su Estado en función de atender mejor a los reclamos ciudadanos y adapta su legislación a los cambios que en la última década han tenido lugar en la economía del país para adaptarla al difícil escenario internacional en que debe desempeñarse. El 13 de agosto homenajeará a Fidel iniciando un debate popular en el que todo el pueblo será constituyente, a partir de un proyecto que ya tuvo en su Asamblea Nacional un sustancioso debate. 

El análisis que la Asamblea Nacional del Poder Popular realizó del anteproyecto de Constitución que próximamente se someterá al criterio de la ciudadanía tuvo uno de sus momentos más intensos alrededor de si se debe o no explicitar en la Carta Magna la responsabilidad del Estado, que se define como socialista y tendrá como martiana “Ley primera de nuestra república” “el culto de los cubanos a la dignidad plena de hombre”, en limitar la concentración de la riqueza.

Lo primero que habría que recordar es que tal límite emergió como consenso en los amplios debates realizados entre millones de cubanos sobre los Lineamientos para el desarrollo económico y social que aprobaron el VI y el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba y de la Conceptualización del Modelo Económico y Social, en cuya versión inicial no estaba y que su inclusión fue resultado de un reclamo de las bases y de varios delegados al VII Congreso que lo propusieron.

Las respuestas que pude escuchar desde la Comisión redactora -que dicho sea de paso, hizo un excelente trabajo ya sea por la exposición del Secretario del Consejo de Estado como por el anteproyecto que lograron presentar- a quienes en la Asamblea Nacional se pronunciaron por que en la nueva Constitución, que reconoce la propiedad privada y limita su concentración, se limite también la concentración de la riqueza, esbozaron  argumentos que dieron la impresión de confundir acumulación con concentración. Ocurrió así cuando se respondió con el ejemplo de deportistas o músicos que ganan altas sumas de dinero con su talento, acumulando riqueza, pero que no la concentran porque no se la quitan a nadie, más bien la aportan al país al generalmente traerla a este como producto de su trabajo en el exterior.

Concentrar supone un proceso en que algo se desplaza de varios lugares hacia uno solo o hacia unos pocos desde muchos otros. Desde la Economía Política más elemental se sabe que la contradicción entre la cada vez mayor socialización del trabajo y la cada vez mayor concentración del capital (riqueza) que se crea con él es la dinámica de funcionamiento del capitalismo y una sociedad que se pretende alternativa a este no debería limitar la acumulación de riquezas pero sí su concentración porque se supone que en ese proceso de concentración alguien (muchos) pierde y el socialismo debe ser una sociedad sin perdedores y para ello resulta esencial el papel del Estado y sus políticas como redistribuidores de la riqueza creada por todos los actores económicos, incluyendo los de propiedad privada, sin caer en el paternalismo y el igualitarismo que ya sabemos por experiencia propia el daño y las deformaciones que producen.

En un mundo donde el problema es gravísimo y ha llevado a que sólo ocho personas posean más riquezas que la mitad más pobre del planeta y en América Latina sólo 32 individuos concentren tanta riqueza como 300 millones de habitantes de toda la región, son cada vez más los que abogan por limitar eso y no son comunistas ni socialistas. Para la organización OXFAM la concentración es tan alta porque ha contado con políticas públicas que los han beneficiado en el sistema financiero, no sólo en la adquisición de propiedades.

Algunas interpretaciones, ¿casualmente? desde los mismos lugares que suelen condenar a priori por prejuicios ideológicos cada actuación del gobierno cubano, han buscado en prejuicios hacia la empresa privada -reconocida en el proyecto de Constitución- la causa de tal límite. Pero no tiene por qué ser necesariamente así. 

Si bien aún no se han emitido las disposiciones legales para la pequeña y mediana empresa de capital privado no se pueden interpretar las recientes regulaciones dadas a la luz en ese tema como un rechazo definitivo a esta, sino como una adaptación a la vigencia temporal de distorsiones del actual entorno económico cubano -dualidad cambiaria, subsidios numerosos y aparato fiscal deficiente- que dan a algunos empresarios privados un margen de ganancias muy superior no solo al de cualquier empresa estatal cubana sino a las de sus similares en cualquier emprendimiento de igual orden  en otros países. Sólo eso explicaría el flujo de “inversiones” desde el exterior hacia ese sector en busca de tasas de rentabilidad que no pueden obtener en el capitalismo de libre empresa existente en Miami y que llevó a afirmar a alguien tan lejano al socialismo cubano como el diario español El País que “el grueso de los 11 millones de cubanos ve nacer una burguesía duty free.” No hay que ser sabio ni adivino para suponer que una vez superadas esas distorsiones -dualidad cambiaria y subsidios generalizados a productos y servicios y no a personas- y mejorado el sistema fiscal, estarían creadas las condiciones para avanzar en la implementación del reconocimiento a la pequeña y mediana empresa privada que establece la Constitución.

Pero no necesariamente la alerta contra la concentración de la riqueza en la Constitución actuaría unicamente en el marco de la empresa privada, creo que debe ser un principio cardinal de la gestión estatal y de la empresa socialista. Por ver  necesario limitar únicamente la concentración de la propiedad y ver la “riqueza” sólo como grandes fortunas, al proceder a la creación de más de  20 000 Agentes de Telecomunicaciones no se pensó en beneficiar a madres solteras, ancianos que viven solos y otras personas en desventaja con un empleo sencillo, de fácil  operación y relativamente buenos ingresos sino que se puso al mejor postor y en no pocas ocasiones el dueño de un negocio ya próspero -cafetería, venta de discos, etc-, o los familiares de los trabajadores de la empresa estatal con el salario promedio más alto del país, ahora también venden tarjetas prepagadas junto a la vivienda de una persona desvalida que pudiera beneficiarse de un empleo digno, adecuado a sus limitaciones y que ayudaría al esfuerzo hoy insuficiente que hace el estado al destinar recursos para protegerlos a ellos mismos y que pudieran beneficiar mejor a más cubanos. 

Tal hecho avala otro aspecto que debería recoger la Constitución, relacionado con el enfoque social de la empresa estatal que no debe ser socialista sólo porque su nombre lo indique. No puede llamarse socialista una entidad que lejos de trabajar por reducir la inequidad la multiplique con su gestión, o que explote a cubanos  en desventaja social lanzándolos a poner en peligro su salud y la de la comunidad extrayendo materiales reciclables de la basura doméstica. 

Y es que las respuestas técnicas o jurídicas a aspectos que son también políticos o éticos no satisfacen totalmente en un país como Cuba, educado por Fidel durante más de cincuenta años. El pueblo que discute una Constitución que asume el ideario de Martí y Fidel seguramente tendrá presente algo que en fecha tan temprana como enero de 1959 planteaba el líder de la Revolución cubana: “Las leyes de la Revolución son, fundamentalmente, principios morales”.

Un aspecto tan importante como la eliminación de la discriminación hacia las personas no heterosexuales en el derecho al matrimonio, tuvo consenso en el debate de la Asamblea y por ello sólo hay que sentirse orgulloso de la madurez que ha alcanzado nuestra sociedad en ese orden y de la profundidad y solidez de los argumentos que se ofrecieron a favor de esa decisión humanista que seguramente contribuirán a su comprensión entre sectores mayoritarios de nuestro país y ojalá también a convencer a aquellos que, desde algunas comunidades religiosas o a título individual, inicialmente han manifestado su oposición.

Otro aspecto que generó polémica en la Asamblea y seguramente la continuará  produciendo en el debate popular que comienza ahora es la eliminación de la sociedad comunista como meta última del socialismo, presente en la Constitución actual. Yo preferiría, si bien es cierto que “nadie sabe qué cosa es el comunismo” mantenerla, no porque eso nos vaya a acercar a una sociedad aún muy lejana de las posibilidades actuales de la humanidad sino porque ella está en las antípodas del capitalismo y de ese sí se sabe demasiado, tanto como para tratar de alejarlo lo más posible de nuestro futuro, conociendo que señorea en el mundo contemporáneo y que es imprescindible contar con esa realidad para nuestro desarrollo.

 

 

This entry was posted in Cuba, Iroel Sánchez and tagged , . Bookmark the permalink.

33 Responses to Nueva Constitución cubana: Por una sociedad sin perdedores. Por Iroel Sánchez

  1. Coincido con iroel. Buen texto.Claro, conciso, y siempre desde tu punto de vista lo que se vuelve personal. Pero no deja de ser profundo y verosímil. Creo, también, que es histórico estar viviendo este nuevo proyecto de carta magna. Y que será un hito cuando ya salga su versión definitiva. Considero que la parte más compleja será en la praxis. Ya Fidel lo dijo y alertó sobre la necesidad de hacer cumplir la ley. Ahora con esta nueva constitución seránecesario crear un cuerpo de personas que velen por el cumplimiento de la ley. Nuestra ley.

     
  2. Pingback: Nueva Constitución cubana: Por una sociedad sin perdedores

  3. Maño says:

    Muy bueno, gracias.
    Saludos

     
  4. Arturo Menéndez says:

    Muy buen análisis. La vida me ha permitido ser no solo testigo, sino sobre todo partícipe de un hecho histórico. Todos tenemos la responsabilidad de que la consulta popular no sea una formalidad, ni que se haga con apuro. La transmisión televisiva de las intervenciones de los diputados y las aclaraciones, etc. fue muy importante, y entre otras cosas me dio confianza en el futuro, al escuchar a personas relativamente jóvenes argumentando y analizando con madurez, seriedad y sentido de la responsabilidad. Habría que ver si es posible reproducir, digitalmente al menos, las intervenciones con propuestas y argumentos, lo cual favorecería la preparación de muchos ciudadanos para cumplir bien el derecho y deber a que nos enfrentamos. Ya bajé el pdf desde Cubadebate y lo estoy leyendo y estudiando.

     
  5. Alejandro says:

    Excelente análisis Iroel. Me sumo también al criterio de mantener en el texto la referencia a la sociedad comunista como meta de nuestro desarrollo socioeconómico y político. Aún sabiendo cuán lejos estamos de alcanzarla, plasmar esta aspiración en el texto constitucional denota una intencionalidad y un propósito que actuaría como guía y faro en el tormentoso y peligroso mar de capitalismo en que nos ha tocado navegar.

     
  6. Alberto N Jones says:

    Como ser discordante en estas paginas, quien solo le interesa el progreso que se la ha evadido a nuestro pais y el bienestar que ha eludido a nuestra sociedad, estoy convencido que le estamos haciendo un flaco favor al futuro de la patria, con nuestros esfuerzos por justificar o tolerar errores pasados y presentes, en lugar de aportar sugerencas, ideas y vision, que coadyuven a la direccion del pais, a alcanzar el merecido lugar de desarrollo que le corresponde.
    Los criticos momentos que vive el pais demandan de acciones decisivas, quirurgicas, un Baragua de nuestros dias, no de acciones apaciguadoras, mediatizadas que intenten neutralizar sentimimientos y las ansias de la poblacion con paños tibios ni paliativa de nuestros males ni promesas incumplidas.
    Todos los Cubanos debemos sentir un profundo orgullo nacional y una sincera satisfaccion personal al ver como en una decada de lucha frontal, tesonera, el pais ha denunciado y derrocado en gran medida, siglos de marginacion, segregacion y prejucios machista y religioso en contra de la diversidad sexual.
    Pero como aceptar en silencio, la expresa exclusion de toda mencion de la horrenda discriminacion racial en Cuba de mas de 500 años de existencia, por el simple hecho que personas en puestos claves dentro del gobierno, han insistido que su analisis y discusion conllevara a una division interna del pais y ha faltado un lider como Mariela Castro, que recogio el baton y salio a defender la moral ajena.
    Cuba ha elegido el gobierno que mejor representa la composicion etnica del pais en toda su historia, pero ha faltada una actuacion en correspondencia ante un mal. El General Antonio Maceo no temio enfrentar el racismo en Camaguey en 1869. Otros heroes de nuestra Guerra de Independencia en los inicios de la seudo-republica como el General Quintin Banderas denunciaron esta pandemia y pago su osadia con su vida en Arroyo Arenas, al enfrentar a los que el habia derrotado en los campos de batalla, empotrados ahora en una parte importante del gobierno neo colonial.
    La formacion del Partido Independiente de Color in 1910 no fue producto del capricho de un grupo de negros enajenados, rabiosos, sino el fruto de la amarga re-introduction en Cuba del racismo del Sur de los Estados Unidos por las fuerzas Norteamericanas de ocupacion y la forma desvergonzada con que fue abrazada por los gobiernos de Estrada Palma y Jose Miguel Gomez, que no fueron remisos a armar la fuerza de choque militar mas grande en la historia de Cuba, que parecia estar preparada repeler una invasion extranjera, mas que para arremetar en contra de hombres dignos, que habian hecho patria en la manigua y ahora estaban armados con palos, machetes y revolveres, ensangrentando a Oriente de por vida, que los obligo a ocultar el numero de las victimas masacradas o el nombre de los lideres de aquella honrosa insurreccion.
    Sesenta años de Revolucion no han bastada para que nuestros historiadores corrigan la forma vergonzosa como este crimen se describe en los textos de historia en dos parrafos como la Guerrita de los Negros y mas recientemente de manera asqueante, un autor de nuestros tiempos, describio en su libro este hecho como “Un Alzamiento Equivocado”
    Gracias al Documental 1912, al amor y la persistencia de su directora por rectificar nuestra historiografica distorsionada, falsa y cruel, que el mundo ha conocido de este hecho nauseabundo, pero el pueblo de Cuba sigue sin conocer su verdad, pues altas personalidades de la cultura Cubana han determinado mantener una programacion de television aburrida, muchas veces violenta y otras con visos pornograficos, mas que compartir con nuestro pueblo, su pasado triste, infame, que es la unica forma de corregir un error.
    El grave problema del racismo que corroe las fibras morales de nuestra nacion, la marginacion de sus hijos, la estigmaticacion del color, el empobrecimiento de este sector de la sociedad, no podra resolverse con una Constititucion que lo encaje en “Otras formas de Discriminacion”, sino que la enfrente, como la mas “Importante Forma de Discriminacion” que atenta en contra de la moral, los valores y principios de nuestro pais desde Aponte hasta nuestros dias.
    Este y otros temas candentes son, para los que aman y defienden la Revolucion deben estar dispuestos a discutir, sin temor a ser vilipendiados o sancionados, como no temieron Estenoz, Ivonet, Surin, Jesus Menendez, Aracelio Iglesias, Fontan o Almeida.

     
  7. Alejandro says:

    Pongo a consideración de los foristas el siguiente trabajo de nuestro compañero Orlando Cruz Capote, publicado en 2008 pero con plena vigencia en estos momentos.
    “La nación, el racismo y la discriminación racial en la historia de Cuba y en la contemporaneidad. ¿Otra batalla ideológica-cultural?”
    https://www.alainet.org/es/active/28083

     
  8. jose dario sanchez says:

    A ese paso y con esos concepto,Cuba sera el Paraiso de los atletas,artistas etc,que veran sus arcas llenas de dinero sin embargo,los emprendedores que tendran que luchar el dia a dia y crearan empleos,con sus alas cortadas,,,y todo esto en un pais que aspira,no a metas concretas sino a la sociedad comunista !!! Seguir aspirando a una sociedad cada vez mas utopica,con sus aspirantes a llegar, destruidos,es un acto muy poetico,pero no sera mejos aspirar a algunas cosas mas modestas ??

     
  9. Miguel A. says:

    Excelente artículo que aclara muy bien aspectos polémicos, ojalá lo leyeran los críticos que, desde una supuesta posición de izquierda ( ¿casualmente? coincidente con los medios de derecha), ya dan por hecho el abandono de la vía socialista. Claro ejemplo de esto es el siguiente artículo del periodista Roberto Laxe, “Cuba eleva a rango constitucional la propiedad privada y cierra el círculo”, aparecido en un medio de izquierda como Kaos en la Red.
    El autor, luego de comparar esta reforma con la renuncia del PSOE al marxismo por exigencia de su secretario general entonces Felipe Gonzales, dice entre otras cosas: “Las dos reformas constitucionales elaboradas por una comisión presidida por el mismo Raul Castro (Cuba hoy), son la cristalización de una realidad que se viene dando desde hace veinte años, un acelerado proceso de restauración del capitalismo en lo que fue el primer estado no capitalista del continente americano”.
    ¿Es casualidad también, que desde medios cubanos, como La Joven Cuba afirmen: “Hoy en día, pareciera que ya nadie se acuerda del comunismo en #Cuba”, publicado en Jovencuba.com el 24 de julio, bajo el encabezado: “Una aspirina del tamaño del sol”.
    Este afán de demostrar que Cuba abandona la vía socialista, es explicable desde la derecha, pues es lo que desde siempre han dicho, que el “comunismo” no funciona que solo trae dolor, miseria y muerte, con lo cual estaría demostrado que tienen razón.
    Pero, ¿ desde posiciones de izquierda?, eso no es “infantilismo”, eso es el lobo con piel de oveja.
    Saludos,
    Miguel A.

     
  10. Rey says:

    Hermano, mis respetos para usted. Me ha dejado sin necesidad de añadir una opinión a su artículo, coincido plenamente con lo expuesto. Que bien, caramba!!!

     
  11. Norma says:

    Pues a mi me parece muy bien la propuesta de eliminar lo del Comunismo de la Constitución. Es muy realista. Ya que el Partido se concentre en la construccion del Socialismo es una tarea titanica que ninguno de nosostros verá, primero hay que salir del subdesarrollo material y mental que padecemos. Despues el Partido tendra que guiar los esfuerzos para consolidar y desarrollar el Socialismo. Con esas dos tareas tenemos para siglos por delante. Que cuando el Partido haya alcanzado esas metas, se plantee otras mas ambiciosas. La Comision, presidida po el Primer Secretario del Partido tiene toda la razon y le aplaudo su audiacia y sentido del momento historico y realismo necesario. Por favor!

     
  12. Norma says:

    Hay que acabar de superar los prejuicios contra la riqueza, con prejuicios contra la riqueza no se alcanza la prosperidad. Sin prosperidad no salimos del subdesarrollo ni se construye el socialismo.
    Por otro lado no hay nada más aberrante e injusto que el igualitarismo. Los seres humanos no somos iguales, la igualdad que se defiende es la igualdad frente a la ley, porque es justo que tengamos los mismos derechos sin que seamos discriminados por raza, creencias, orientacion sexual u otras lesivas a la dignidad humanas entre las que se encuentra las diferentes ideas politicas. Pero eso no significa que somos iguales ni que a todos nos debe “tocar” lo mismo.
    La empresa socialista sigue siendo, en el diseño propuesto, la dueña de los principales medios de producción y la responsable mayor de la riqueza y prosperidad de los cubanos, pero la posibilidad de que personas con talento se independicen del Estado y organicen negocios prósperos que creen empleos y sean productivos es una necesidad y es ante todo un derecho. Y por supuesto que, si son efectivos, si lo hacen bien y satisfacen necesidades sociales, se enriquecerán y si no, irán a la quiebra y perderán los recursos invertidos quedando más pobres que cuando iniciaron su aventura empresarial. Ese es el riesgo que enfrentan los empresarios. La ganancia que se obtiene en el desempeño de una actividad económica no es más que la expresión de la utilidad y necesidad del trabajo que se realiza.
    Por otra parte, no todo el mundo puede organizar negocios y dirigir empresas con eficacia y eficiencia, ni públicas ni privadas. Eso es un desempeño complejo que demanda talento y vocación y exige del empresario habilidades y trabajo intelectual de complejidad, capacidad de organizar con eficacia los elementos de la empresa (Capital y Trabajo), asunción de riesgos financieros y de diversas responsabilidades frente a terceros (trabajadores asalariados, bancos, aseguradoras, proveedores nacionales e internacionales, transportistas, el Fisco, organismos rectores y fiscalizadores y un largo etc). Complejas y riesgosas relaciones jurídicas y responsabilidades se derivan de estas actividades. No son un lecho de rosas los negocios.
    Por cierto en Cuba hay ricos hace rato, no solo artistas, intelectuales y deportistas, tambien artesanos, productores, agricultores y gente que recibe remesas de sus ricos familiares que residen en el exterior. No veo yo problema alguno en su riqueza, pues es de origen lícito. El problema y grande lo veo en la pobreza y en la riqueza mal habida y esa, la mal habida, se ve en directivos de empresas y organizaciones estatales y en empresarios privados inescrupulosos que se aprovechan del descontrol de los empresarios estatales. Esa es la que se debe combatir porque es como un cancer.
    Mantener el humanismo es nuestro objetivo mancomunado, para eso son imprescindibles normas de proteccion efectiva y el aumento de la productividad que después de tantas décadas de economia planificada y empresas estatales socialistas, sigue pendiente con honrosas excepciones que confirman la regla.

     
  13. Carlos Luis says:

    Bueno, pues Silvio Rodríguez cita en su blog lo que dice Iroel http://segundacita.blogspot.com/2018/08/el-proceso-de-cambiar-todo-lo-que-debe_2.html?showComment=1533288826901#c2452241422183522137 y más abajo agrega: “Y si vamos a hablar de esa madeja insondable que solemos llamar “preferencias”, yo también preferiría que en nuestra Constitución se dejara la palabra comunismo como meta suprema. No lo digo por ideologïa, nada de eso. Lo digo por poética, por aquello que también reclamaban los estudiantes del 68: “Seamos realistas: pidamos lo imposible”. Y es que, como dijo Galeano, “las utopías sirven para caminar”. Y luego agrega: “comunismo es una metáfora de plenitud, acaso incluso de paraíso. Jamás de igualitarismo a ultranza, de obligatoriedad, mucho menos de represión. Libertad sin límites, el vuelo no como milagro sino como condición. Luz”
    Me alegra muho ver esta coincidencia de Silvio con Iroel, discrepando de lo que dice Norma.

     
  14. Alejandro says:

    Me parece estar leyendo el texto de Samuelson, mezclado con un poco de Hayek, otro poco de Freedman, y una fuerte dosis de darwinismo social.
    “….la posibilidad de que personas con talento se independicen del Estado y organicen negocios prósperos que creen empleos y sean productivos es una necesidad y es ante todo un derecho.”
    Si con esos instrumentos y concepciones construiremos el socialismo es preferible hundirnos en el mar.

     
  15. jose dario sanchez says:

    Alejandro : se lo mal que te sientes al oir esos conceptos en Cuba,que para ti,amante del AK-47,suenan muy mal.Pero acostumbrate,estamos en el 2018 y el mundo,cambia.Este es un concepto del cual personas como tu,revolucionarios marxistas-leninistas,debian conocer bastante,asi que no te pongas pesimista.Al final,el mundo se va acomodando y asumiendo lo mejor y desechando lo peor,eso es una necesidad,no es una opcion.

     
  16. Norma says:

    No sienta pena, no es necesario: no confundo nada. Hablaba de la riqueza y de los prejuicios contra ella, que, como la censura, sí existen, pero lo hacía con mis ideas, no con las suyas. No entro en ninguna distinción entre acumulación y concentración; esa idea es suya. Me apena que Ud esté confundido.
    Por cierto, otra idea, la responsabilidad de evitar la concentracion de la riqueza que tanto le quita el sueño, es del Estado Socialista y de su sistema empresarial. Pero ello no se logra limitando la capacidad de enriquecimiento del sector no estatal, ello se logra con la eficiencia y la competitividad de las empresas del sector estatal que garanticen la creación y socializacion de la riqueza, precisamente para que no se concentre.

     
  17. Carlos Luis says:

    Cuánta irritación se aprecia, Iroel, en el comentario de Norma. Decir que la igualdad ante la ley… por favor, el mendigo y el millonario iguales ante la ley… seamos serios.

     
  18. juan carlos corcho vergara says:

    “….la posibilidad de que personas con talento se independicen del Estado y organicen negocios prósperos que creen empleos y sean productivos es una necesidad y es ante todo un derecho.”
    El talento o la habilidad de hacerse prospero ganando veinte veces mas que el obrero que emplea, impagando vacaciones, impagando el derecho de las mujeres a la maternidad,impagando elderecho del obrero de acogerse a un certificado por enfermedad, impagando, impagando, y en muchos casos impagando el fisco,el talento del impago para hacerse prosperos, bonita manera de construir el socialismo.

     
  19. Leí el texto el otro día y me pareció interesante. Lo he leído con más atención y me ha gustado.

     
  20. @Miguel A
    Con varios días de retraso, comento sobre esa idea expresada por Miguel A. Muy posiblemente tenga razón cuando afirma que una parte de la izquierda no habla de comunismo.Sin embargo no meta a LJC en el mismo saco porque no es así. He leído un poco el post al que s hace referencia y es evidente que es un texto que sigue considerando el comunismo como meta.. Copio y pego un trocito…

    “El comunismo hace posible la racionalidad de las relaciones humanas porque es, ante todo, el reino de la libertad. Se supone que en ese modo de producción la voluntad de todos los individuos se encuentre realizada en el devenir social, de modo que la democracia no sea solo política sino también económica. La democracia se entiende aquí, por supuesto, no como gobierno de la mayoría sino como gobierno del pueblo. Con la democratización de las formas económicas el comunismo hace posible la abolición de las clases sociales, así como la eliminación del Estado. Resulta evidente que el tránsito hacia ese modo de producción puede y debe ser un ideal perseguido por todos los seres humanos; sin embargo, a lo largo de los años se han acumulado representaciones sobre lo que significa la construcción de ese sistema, las cuales no hacen más que confundir y entorpecer el camino.”

    El que no es comunista, devolvió el carnet rosado del PSOE por considerarlos una Cofradía de trepas y es sencillamente un rojo más, es un servidor. Mi amigo Osmany Sánchez de LJC es comunista hasta la médula, otro fundador del blog, el profe Edu, lo mismo, etc…..

     
  21. Rey says:

    Existen realidades económicas, sociales y políticas que los partidarios acérrimos de los negocios privados prefieren, alegremente, obviar. Pero que un Estado Socialista, dirigido por un Partido Comunista y con un pueblo mayoritariamente revolucionario, culto y empleado por el estado no puede, ni está dispuesto a pasarle por encima, muchísimo menos en las narices de los USA, contando con escasos recursos materiales y en medio de una atroz guerra económica.
    En lo económico, los negocios privados utilizan energía, recursos de todo tipo y alimentos tomados de los que dispone el país para todos los fines.
    Pero a diferencia del sector estatal, donde dichos recursos se invierten siguiendo PRIORIDADES macro-económicas, sociales, para satisfacer servicios básicos, de seguridad nacional etc, además de que TODAS las ganancias netas (descontando gastos, salarios, inversiones, etc) van a las arcas de la nación, los dueños del sector privado invierten en aquello que EN PRIMER LUGAR les permita ganar mucho y solo aportan una parte de dichas ganancias adquiridas a manera de impuestos, reservando para sí mismos lo demás.
    De tal manera, los negocios privados COMPITEN con el sector estatal y con las personas que son empleados estatales, por el acceso a energía, bienes, materiales de todo tipo, alimentos y mano de obra.
    Cuando un bar, una fregadora de carros, una peluquería de lujo o un restaurante gasta corriente elétrica, la misma sale de la capacidad generadora del país, que debe satisfacer la economía, la salud y la educación de TODOS, así como los hogares de los obreros. El agua sale de las mismas fuentes de abasto a la economía y la población y los alimentos de la insuficiente cantidad producida en el país y los importados, que deben además satisfacer al sector turístico.
    Los “negocios privados” pueden darse el lujo de pagar salarios mucho mejores que el sector estatal, porque se están aprovechando de la doble moneda y la multiplicidad cambiaria, provocando el éxodo de mano de obra calificada de lo estatal a lo privado.
    Y de contra, los dueños se ufanan de esto…
    No pueden coexistir un grupo de gente que se enriquezca empobreciendo a un sector mayoritario, utilizando con fines de lucro recursos comunes que no producen, por lo tanto resulta imprescindible poner límites a la concentración de riquezas por el sector privado, tanto por medio de una adecuada política impositiva como poniendo límites legales a las riquezas que concentran los dueños de negocios.
    No puede seguirse permitiendo que un dueño gane mucho más dinero que un cirujano de corazón o un profesor Universitario, porque ESTA NO ES una sociedad capitalista y el VALOR del trabajo NO PUEDE regirse por mecanismos de mercado simplemente, HAY que regularlo y ponerle límites, MUCHO más en las condiciones actuales mencionadas (escasa producción, bloqueo, doble moneda, etc).
    Y en efecto, existen muchas variantes para ponerle coto a la concentración de la riqueza, además de los impuestos. Por ejemplo: Topar la ganancia individual en un año hasta el límite equivalente a la obtenida por diez salarios mínimos.
    El dinero recolectado por estas vías puede utilizarse para mejorar salarios estatales.
    También es imprescindible regular el gasto de energéticos, alimentos y materiales por el sector privado, especialmente en actividades netamente secundarias, limitando también el número de licencias. Esto es algo elemental para evitar que este sector “desfonde” a la economía, explote indiscriminadamente fuerza de trabajo y campee por sus respetos en la contratación de fuerza de trabajo.
    Pero en lo político y social, el impacto de la coexistencia de un sector privado al cual NO se le fijen límites de enriquecimiento con una mayoría de trabajadores estatales con muy escasa posiblidades resulta fatal.
    En ninguna sociedad pueden coexistir DOS paradigmas de realización personal: o existe el paradigma del “Sálvese quien pueda”, el paradigma del Capitalismo, o el de la sociedad cooperativa donde no hay perdedores.
    Y el asunto es que Cuba NO PUEDE “darse el lujo” de retornar al Capitalismo. Cuba NO ES China ni Vietnam, con grandes poblaciones, muchos recursos naturales y una cultura milenaria, situados a miles de Kilómetros del Imperio.
    Con una economía débil, en las mismas barbas de los USA, la nación cubana sería económicamente absorbida por su enemigo histórico, quienes harían todo lo necesario para “cobrarnos” la afrenta infligida con nuestra rebeldía (ya de siglos) y de nuestra indipendencia no quedaría más que los símbolos formales.
    Y ESO NUNCA sucederá.
    Puede y debe dársele un margen al trabajo privado en Cuba, es sabio, justo e inteligente. Pero JAMAS a costa de marcadas desigualdades y mucho menos amamantando una clase burguesa que ya gatea y por su esencia, es pro-capitalista.

     
  22. Javier el otro says:

    Rey,

    Efectivamente, los pequeños negocios privados utilizan energia electrica (que es ampliamente subsidiada por el Estado), agua y otros recursos, por los cuales pagan sumas simbolicas, aunque siendo justos, otros suministros los pagan a precios minoristas (teoricamente). Sin embargo, hasta donde se, hay empresas estatales exportadoras donde pagan parcial o totalmente ese servicio a precios no subsidiados. Que tal si aplicamos tarifas diferenciadas para este sector tambien?. Por otra parte, que tal si, en vez de encasillarl el sector privado (o cuentapropista) en actividades que generan poco valor agregado o baja utilizacion de tecnologias e innovacion tecnologica, ampliamos el diapason y pensamos en otras opciones para la pequena y mediana empresa?. Hay nichos donde la gran empresa estatal o las oportunidades de la cartera de negocios que presenta el MINCEX obvia por completo. Me vienen algunos ejemplos a la mente. Hoy en dia es posible la produccion de una amplia gama de piezas y agregados usando las impresoras 3-D. En un pais como Cuba, donde tenemos una industria mayoritariamente obsoleta (con honrosas excepciones) y donde el tema de los repuestos (o la ausencia de ellos) es cronica (empezando por nuestro vetusto parque automotor y un largo etc) seria una gran oportunidad. No requieren una gran inversion ni una gran planta industrial a diferencia de otros metodos de produccion (fundiciones, soldaduras, etc) asi como un impacto ecologico minimo. Una empresa (o un conjunto de ellas) relativamente pequena que requiere poco personal y con una tremenda flexibilidad para producir una amplia gama de piezas, incluso de surtido unico o limitado. Le tengo otro ejemplo: una empresa de reciclaje de basura auto sostenible (aprovechamiento de la material organica para producer biogas que mueva los caminones recolectores y la planta recicladora, recuperacion de materiales reciclables que hoy en dia van a parar a los vertederos y que no son biodegradables, etc) . Ambos ejemplos (que no son los unicos) son proyectos con amplio impacto economico, medio ambiental y social. Por supuesto, deberian ajustarse las regulaciones aduanales para que las pequenas empresas o cooperativas pudieran importar el equipamiento y gestionar el financiamiento, entre otras regulaciones y un marco juridico, fiscal y legal adecuado y sensible .Podria abundar en otros ejemplos donde la aplicacion de tecnologias de punta que existen en el mundo podrian constituir oportunidades de negocios en Cuba y que la historia ha probado que la implementacion por parte de las empresas estatales socialistas ha sido, cuando menos, un proceso engorroso, cuando no un fracaso, y que dada las condiciones adecuadas, serian oportunidades que negocios privados podria explorar.

     
  23. Carlos Luque says:

    Cuando Fernando Martínez Heredia advertía que se estaba librando en
    Cuba una intensa lucha cultural entre algunos partidarios del
    capitalismo y el proyecto socialista de la Revolución, nos entregaba una
    clave, en síntesis, para la interpretación de formas de pensar y para
    despejar las intencionalidades de la crítica. A partir de la lección del
    maestro, se puede comprender la relación que existe, por ejemplo, entre
    la hipercrítica a que ciertas personas someten al estado socialista
    cubano, y los fundamentos filosóficos que están en la base de algunas
    tesis con la que sostienen las mismas argucias con las que el
    capitalismo protege sus privilegios. Un ejemplo es la sacrosanta
    igualdad ante la ley, como si una abstracción de tal índole pudiese ser
    aplicada a todo contexto. Iguales ante la ley son Agamenón y su
    porquero, y Agamenón gustosamente lo firma y reafirma, incluso está
    dispuesto a constitucionalizarlo porque sabe bien que mientras él siga
    siendo Agamenón (investido por esa misma ley ante la que le conviene que
    su porquero sea su igual), es decir, seguirá siendo dueño de un capital
    y unos derechos regios, nada significará esa igualdad para que cambie el
    status inferior de su porquero. Siendo el individuo un ser biosocial, es
    decir, venido al mundo con un parque genético que se potenciará y
    modificará en sus relaciones sociales para su bien o para su mal, el
    capitalismo y la aspiración socialista lo afronta de dos maneras muy
    distintas. El pensamiento que responde a la cultura capitalista dice: no
    somos iguales, te tocará lo que seas capaz de conseguir con tu esfuerzo
    individual (la imagen del héroe solitario de los cánones culturales,
    bien conocidos). El pensamiento socialista, ese esfuerzo por salir de la
    prehistoria de la humanidad, comprende que la diversidad natural impone
    condiciones de partida para la realización humana e intenta crear
    condiciones sociales generales para que las oportunidades no sean tan
    desiguales, o para reducirlas todo lo que se pueda a límites no lesivos.
    No digo nada que no se sepa. Lo que no me debe asombrar es descubrir,
    una vez más, que hay una relación entre las aspiraciones capitalistas y
    los presupuestos filosóficos y culturales, que a veces son desconocidos
    por la misma persona en que esa correspondencia ocurre.

     
  24. Norma says:

    A mí lo que no me deja de asombrar son las perretas de los sofistas, el dogmatismo de los que no superan lo mal aprendido en los panfletos cuyos contenidos nunca fueron validados por la práctica y cómo los que no ven claro lo que está claro insisten en confundir deseos con realidades. Menos mal que no son los que nos dirigen!

     
  25. Carlos Luis says:

    La amiga Norma habla de dogmatismo pero solo tiene ofensas en vez de argumentos que exponer. Menos mal que ella tampoco nos dirige.

     
  26. Carlos Luis says:

    Hablando de sofismas recomiendo estos dos demoledores comentarios del Dr Ernesto Estévez Rams a un artículo ejemplar en el uso del sofisma publicado por la revista OnCuba
    https://lapupilainsomne.wordpress.com/2018/07/30/hay-quienes-recuerdan-que-en-cuba-se-ensenaba-y-ensalzaba-la-oratoria-por-ernesto-estevez-rams/
    https://lapupilainsomne.wordpress.com/2018/08/04/un-sofisma-sobre-la-oratoria-en-cuba-por-ernesto-estevez-rams/
    No sé si la Norma que comenta aqui es la misma que lo hace en Segunda Cita llevando allí las contribuciones del sitio del Sr Hugo Cancio pero de todos modos lo que escribe Ernesto Estévez no tiene desperdicio.
    Saludos a todas y todos.

     
  27. Alejandro says:

    Tal parece que en algunos foristas los escritos del compañero Luque surten los mismos efectos que el guao o la pica-pica. Estos siempre han tenido como lectura obligada los panfletos que exaltan los paradigmas del capitalismo.

     

Responder a Maño Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>